Mitos del herraje del caballo criollo colombiano

Mitos del herraje del caballo criollo colombiano

El tema que traemos hoy, es gracias a las numerosas experiencias negativas y positivas en la búsqueda del bienestar de los equinos, en El Criadero El Astro, hemos realizado un arduo trabajo a lo largo de varios años con el objetivo de conocer a cada uno de los ejemplares, desarrollando el herraje apropiado de acuerdo a la biomecánica de cada uno.

Por ello debo empezar diciendo: no existen mitos, es una realidad lo que se está viviendo en el herraje actual del Caballo Criollo Colombiano. Es triste ver como día a día se pierden más y más caballos por culpa de los herrajes y el manejo podológico que se aplica o no se aplica en nuestra caballada., además de escuchar, a diario, las palabras “bienestar equino” que poco se ven reflejadas en los miembros locomotores de los équidos.

Herrajes deficientes, guiados por personas sin conocimiento alguno en anatomía biomecánica, fisiología y, mucho menos, conocimientos de podología, son el pan de cada día.

En las pistas vemos también herraduras inadecuadas, largas y/o deformes, creyendo que eso ayudará a dar “sonido” o “tono” y una mejor firmeza en el golpe que, por lo contrario, dañará y creará problemas patológicos con mayor celeridad. Para dar un ejemplo, la famosa frase “ponga las herraduras largas para proteger el talón” es errada. Si recordamos la física elemental, entre más larga sea la palanca, más fácil será el movimiento, siendo esto lo que ocasiona que cada día se vean más caballos con problemas en los talones, talones colapsados cizallados, escarzas y, por ende, problemas de Síndrome Podotroclear.

Los casos en los que se presentan talones bajos y pinza larga son de los problemas más comunes en el herraje de nuestros caballos; pero seguimos dejando nuestros equinos en manos de personas sin el conocimiento necesario para herrar, y más aún, en personas que asesoran sin haber colocado nunca una herradura en su vida o tan siquiera haber estudiado algo de podología.
Otro de los casos que vemos en los criaderos es el problema de la cojera. Estamos culpando a la genética cuando deberíamos tener procedimientos óptimos cuando de entrenamiento, herraje y alimentación se trata.

Si nos vamos más arriba en la pirámide, vemos como nuestras asociaciones no promueven el buen manejo de la herrería. Podemos evidenciar esto en las reglamentaciones tan arcaicas que nos rigen, ya que no existe un asesoramiento de podología para las personas que redactan los lineamientos que tenemos que seguir en nuestras competencias.

Si pensamos en el bienestar equino, debemos pensar en cambiar, como primera medida, las reglas que planteamos y propender por la buena salud de nuestros ejemplares. En segundo lugar, debemos promover el estudio de los herradores y darles el lugar que se merecen para lograr un cambio significativo en la forma en la que el país concibe la profesión.

Herrajes profesionales, de protección, de prevención, y correctivos son la solución a un sin número de problemas presentes en el Caballo Criollo Colombiano. ¿Cuándo daremos el paso como lo han dado las demás asociaciones de diferentes razas en el mundo? ¿Nos quedaremos en el siglo pasado por tener creencias arcaicas sobre el cuidado de los caballos?

Por: Ivan Gomez, CJF / Director / Escuela de Herradores de Colombia

4 Comments

  • Fcacaballo Posted 10 abril, 2019 9:07 pm

    Excelente artículo me gustaría profundizar más el tema

  • Mauricio Agudelo Posted 11 abril, 2019 6:10 pm

    Totalmente de acuerdo….la podología equina es fundamental para el bienestar y el buen desempeño de los caballos, pero en Colombia se le da muy poca importancia y en la mayoría de los casos se herra según los criterios de montadores y herreros no tienen ninguna formación en el tema.

  • Celiano Polania Cerquera Posted 14 abril, 2019 9:21 pm

    Toda la razon!!!!

  • Luis Eduardo Giraldo Moreno Posted 15 abril, 2019 6:01 pm

    Muy buen artículo

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »